domingo, diciembre 10, 2006

Hablando en francés en la intimidad

Si es que no hay mejor manera de decir las cosas que simple y claramente. Podría usar poesía para decir lo que siento (podría intentarlo) o encerrar mis palabras dentro de elipsis dentro de metáforas para que nadie las entendiera. Pero no voy a hacerlo.
Hablar de mi vida normal (vale, mi vida "normal") no ha sido nunca uno de los objetivos de este blog. Bien, esto no es mi vida normal. Es algo insólito y maravilloso que ha acontecido en mi vida y por lo que doy gracias a cualesquiera sean las fuerzas que gobiernan lo que acontece en el mundo, vease Dios, azar, Destino o el plan de unos misteriosos seres que quieren que llevemos piezas de repuesto a Titán.
Ella ha aparecido en mi vida como un tifón, cambiandome sin quererlo. Mi rutina se adapta a ella, mis pensmientos y acciones y palabras y relaciones y salidas y ocio y estudios y vida solo están ahí para estar con ella. Cada cosa que sé o siento o... lo que sea es por ella, para ella y con ella. La (le?) quiero, aquí lo digo y lo publico, temblando la mano que pulsa el 'publicar entrada'.

Te quiero, Lola, con o sin copiar-pegar.

2 Comments:

At 14:24, Blogger albertgb said...

No sabía que habías retomado la escritura...pero teniendo en cuenta la conexion desde casa,la verdad es que era previsible.
Conozco mas de uno que achacaria cualquier cosa que pase en tu vida a los (malvados) taquiones.
Nos vemos en Marte (por ejemplo, por poner un sitio nuevo)

 
At 14:19, Anonymous Elena said...

Sí que te ha dao fuerte, sí.

 

Publicar un comentario

<< Home